El Fuseau

¿Qué es el fuseau?

El fuseau, esta palabra tan rara y tan ochentera, se refiere a ese pantalón que tiene una tira que se pasa por abajo del pie, para que no se suba. Por eso en realidad nació como pantalón de ski, y luego pasó a convertirse en esos pantalones a la cintura en los ’90 que se metían adentro de las botas y no se arrugaban.

Me surge una duda importante:
Quiero pensar en por qué pueden haber vuelto estos pantalones fuseau. Por qué a Demna Gvasalia, se le ocurrió proponerlos para la colección de A/W 2016 de Balenciaga y por qué habrá pegado algo que se ve bien (sólo si tienes las piernas muy flacas y mides 1,80 m.) y  que puede ser tan incómodo.
Un poco de historia para el que le interese. Este pantalón fuseau nació en Francia en los años ’30 cuando el campeón de ski Hilarie Morand le encargó unos pantalones funcionales para este deporte al diseñador Armand Allard. El fundador de la Maison AAllard  El deportista buscaba un modelo más funcional que le permitiera mayor libertad de movimiento. Y  Allard desarrolló los fuseauunas mallas elásticas confeccionadas en paño, con una goma a la altura del tobillo por la que se introducía el pie, para que la prenda se mantuviera en su sitio.
Luego pasa a ser parte de la moda aprés-ski, cómo olvidar esa escena de Charade en la que Audrey Hepburn aparece vestida por Givenchy en conjunto de fuseau, beatle y capucha café con una chaqueta corta acampanada y un gorro de piel negros (vean la escena, es muy divertida ;).
En los ’80 y ’90 se adoptaron para ropa de calle, en esa época de botas a media pierna sobre pantalones, algo muy ochentero que se está volviendo a ver por estos días. Así se evitaba que el pantalón se arrugara y se subiera sobre la bota.
Y hace sólo un par de temporadas reaparecieron en los desfiles de Stella McCartney, Versace, Marni y Balenciaga. Pero tal vez fue este último el que tuvo mayor impacto, a mi parecer, porque supo salirse del clásico legging con  traba, y reinventó el fuseu en versiones más nuevas, como la del pantalón de cuadrillé, la del buzo inspirado en el de los ’80 y los jeans fuseau, como los que llevo puestos.
  
A mi me gustaron, debo confesar y conseguí unos iguales a los de Balenciaga en versión barata  de Asos.
La cosa es que cada vez que me los iba a poner, terminaba eligiendo otros. Y estaban mis pantalones nuevos con la etiqueta puesta y siempre relegado a último minuto a quedarse sobre la silla esperando. Me di cuenta que era porque encontraba que me veía pésimo con ellos y sin embargo descubrí que eran perfectos para lo que más me gusta hacer que es mezclar vestidos con pantalones. Si, es verdad que me encantan unos jeans con las basta cortada y deshilachada asomados debajo del vestido.
Pero estos elevan todo a otro nivel, y sólo se ve la parte más interesante de los pantalones, escondiendo astutamente el resto de la silueta deforme que sentía que me hacía.

Ahora, es bastante ridículo tener unos pantalones que no se puedan usar con todo y que se vean mejor si se pasa la tira por afuera de la bota. Lo que plantea nuevas problemáticas como son, cómo nos vestimos y desvestimos si primero hay que ponerse los zapatos y luego los pantalones?

Ridiculeces a las que estamos llegando, no sé si porque ya estamos demasiado aburridos de todo y hay que hacer estas rarezas cada cierto tiempo para volver a sentir la “emoción” de la “novedad”.

Entonces, ¿freak o chic?? pantalones fuseau con la tira por fuera del zapato. Me temo que ya sé la respuesta…

*Fotos: Mimazine
// pantalones Asos/ botas Uterqüe/ top Allo Martínez/ vestido y anteojos vintage//

Leave A Comment

Your email address will not be published.