Mi pelo teñido y cómo sanarlo

Cómo estoy recuperando mi pelo teñido después de todos los colores por los que pasé

Después de dos años haciéndole cosas a mi pelo todo el rato, se me empezó a caer a mechones.
Esa típica frase “no se cómo el pelo te aguanta” y a la que una contesta no se…hasta que no aguanto más.

 

Todos los colores de pelo teñido por los que pasé en menos de un año.

El último tiempo mi pelo siempre estuvo teñido. Pasé por todos los colores, mi pelo siempre ha sido mi especie de barómetro, cuando estoy en épocas de cambios inconscientemente siempre lo primero que cambio radicalmente es el pelo.

Así llegué a tenerlo blanco-gris mucho tiempo y así también de un día para otro lo tuve rojo furioso. Ya venía de un colorín que nunca me terminó de convencer porque donde me lo hacía no les quedaba bien. Viviendo en España echaba de menos lo bien que hacen el pelo en Chile, especialmente ni querido Gonzalo Leonidas que siempre me lo dejaba impecable.

En esa búsqueda de peluqueros y de colores empecé a matar a mi pelo sin querer. Porque después del rojo cuando sentí que ya no me representaba, quise volver a mi color natural. Y ahi si que la cosa se puso seria. Porque en Madrid nadie supo hacerlo, me decoloraron dos veces. La primera me dejaron de un color espantoso con el que me daba vergüenza salir a la calle. Era entre amarillo pato y verde, con toques salmón. Ante el desastre decidí tomar el asunto en mis manos y compré tinturas para hacerme yo un color más o menos piola. Terminé del color de la peluca naranja de los tachuelas. Cuando todo iba de mal en peor, probé otra peluquería a donde no se les ocurrió nada mejor que decolorarme denuevo y esta vez fuertísimo. Ahi si que las puntas de mi pelo casi murieron. Nuevamente el color logrado además de no gustarme duró cinco minutos y después pase a ser amarilla verde denuevo con un dejo a peluca tachuela hermosa que no me podía sacar. Asique decidí tomármelo con humor ya que estaba claro que nadie era capaz de dejármelo ni cerca de mi color natural y me lo empecé a teñir rosado y coral hasta que pasara el primer impacto.

Descubrí luego cómo mezclar yo tintes para llegar a un color más o menos natural y después de todo lo que me gasté en las peluquerías que me dejaron casi sin pelo, la ironía fue que hacérmelo yo me quedaba mil veces mejor.

Me tomo todos los días una pastilla de Keranil con el desayuno, no lo estaría contando si no fuera real cómo me ha cambiado el pelo.

Todo esto que cuento pasó en menos de un año. Obvio que a estas alturas me quedaba la mitad de pelo, si no es que menos. Temía cada vez que me lo lavaba porque se me iban cayendo mechones grandes que se iban con el agua. Y seguían cayendo después mientras me lo peinaba.

Justo  de la nada, me escribieron de Keranil para que probara su producto. Quiero aclarar que jamás he hablado de nada que no haya probado yo antes, porque aunque me lea una sola persona, soy fiel a mis principios.

Por eso estoy escribiendo de ellos hoy, porque creo que me está funcionando. Es la primera vez en meses que no se me cae el pelo a montones.
Me tomo una pastilla de Keranil todos los días con el desayuno y desde que empecé, desde la primera semana, se me cayeron muy pocos pelitos. Al principio no estaba tan segura, pero después de varios lavados viendo esto me di cuenta que es verdad, asique por eso lo comparto aquí.

Esto es porque mejore el “anclaje” de la raíz del pelo, evitando que se caiga.
Además prometen que crecen pelos nuevos. Y que el pelo crece con más fuerza y grosor. Yo llevo casi tres semanas tomándolo, no se si tengo pelos nuevos, pero de todas maneras mi está sano, lo noto menos seco y más fuerte. Y lo que más me gusta, que se queda puesto en la cabeza y no se va en la ducha!

Porque no sé si soy la única, pero que fea se siente uno cuando el pelo no te gusta, no está del color que te gustaría, o está seco, o se ha caído.

Ideal para detener la caída del pelo en mujeres, y lo pueden encontrar aquí.

Leave A Comment

Your email address will not be published.