PRADA VS CELINE

Cuando el minimalismo y la monocromía cansa hasta a sus propios creadores…